viernes, 4 de noviembre de 2011

Vidrio, muchas vidas

¿Qué necesitas para reciclar? ¿Que te lo pida tu contenedor?



Hemos escuchado en muchas ocasiones que el vidrio tiene muchas vidas, y es cierto, si lo reciclamos.

Este material tiene una gran ventaja como residuo: que se puede reciclar al 100%, todo su material y además este proceso se puede repetir de forma permanente y sin perder calidad. Por lo tanto el vidrio tiene una vida útil infinita.

Esto tiene grandes ventajas, principalmente el ahorro de materias primas pero también la reducción del uso de agua y energía en el proceso de fabricación, reducción de las emisiones de CO2 y reducción de los vertederos, y todo esto a nosotros tan sólo nos cuesta un gesto.

Eso sí, hay que distinguir el vidrio de otros materiales que pueden ser parecidos pero que no lo son y entorpecen el proceso de reciclaje debido a que tienen puntos de fusión distintos. El cristal es el más parecido y puede dar lugar a error pero cristal y vidrio no son lo mismo. Vasos y copas no van al contenedor verde, van con "residuos orgánico y restos" (salvo en las ciudades que tienen contenedor específico de orgánico). Aquí tenéis algunas instrucciones útiles:


Pero también pueden confundir la cerámica, la porcelana, los espejos y las bombillas (estas últimas requieren un reciclaje especial por lo que deben ser depositadas en puntos limpios)

         

Recuerda al contenedor verde sólo el vidrio 
y ¡acuérdate de quitarle la tapa o el corcho antes de tirarlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog