miércoles, 22 de septiembre de 2010

Consumo Responsable: Introducción al Reciclaje

Como ya os comenté en el anterior artículo de Consumo Responsable,  actualmente se está  intentando promover  y estimular comportamientos ambientalmente sostenibles.

Para ello, y como ya vimos anteriormente, es fundamental un cambio de actitud y de hábitos de las personas y esto, por supuesto, también  tiene que aplicarse en el manejo de los residuos ya que se trata de uno de los principales problemas ambientales de nuestra sociedad, debido, en gran parte, a que nuestra cultura de usar y tirar  hace que la generación de residuos se incremente de una manera constante.

En muchas ocasiones, se utiliza de manera errónea la palabra RECICLAJE para definir  procesos en los que no se está realizando un reciclaje propiamente dicho, sino más bien, una reutilización de los materiales, bien para la misma idea que fue concebido (como por ejemplo la ropa de segunda mano o un papel utilizándolo por las dos caras) o para una función diferente  (por ejemplo: una botella se puede utilizar como florero, el recipiente de la margarina como “tapper” para llevar la comida, etc.)

El reciclaje, propiamente dicho, consiste en aprovechar los productos ya usados  e incorporarlos nuevamente a los ciclos de la producción, ahorrándose grandes cantidades de energía y materia prima. Por ejemplo, cuando transformamos papel usado en pasta para papel nuevo, o cuando hacemos el abono orgánico o compost.

¡Muy bien!, ahora  ya sabemos en qué es el reciclaje, pero…

¿Qué podemos hacer nosotros?
Todos sabemos que es fundamental  la separación selectiva de los residuos  y su posterior colocación en el contenedor correspondiente, pero dado que cada ayuntamiento tiene su propia normativa al respecto, sería imposible informar sobre cada una de ellas.

No obstante, es muy importante recalcar que una de las cosas más importantes es, además de la separación selectiva, la reducción de los residuos en origen, es decir, no generar esos residuos.
Para ello, una buena opción es elegir productos con el menor embalaje posible, por ejemplo, comprando productos a granel y llevando  nuestra propia bolsa (y de esta manera, disminuir el consumo de un producto tan contaminante como son las bolsas de plástico).

Realmente podemos hacer muchas cosas para poner nuestro granito de arena en la problemática de los residuos, y por ese motivo dedicaremos varias entradas  para abordar estos temas: cuales son las ventajas del reciclaje, qué materiales se pueden reciclar y/o cuales han de llevarse al punto limpio…

También colgaremos divertidos tutoriales, que nos permitirán reutilizar materiales y, de ese modo, realizar la reducción de residuos en origen de la que hablábamos anteriormente, así que no os lo podéis perder.

¡¡¡Os esperamos!!!
Marisa López (Marisilla como pide ella misma que la llamen) es una de las Reporteras Universales de Universo Vivo. Desde pequeña le gustó experimentar: telas, botes de plástico, chapas, latas...¡TODO VALÍA!. Tras realizar un curso de Medio Ambiente comenzó a interesarse por la regla de las tres R (Reducir, Reutilizar y Reciclar), y en la actualidad se plantea la creación de su propia empresa dedicada a la realización de talleres de reciclaje y consumo responsable y a la creación de su marca de productos sostenibles, siempre teniendo la inquietud de buscar una alternativa al tradicional modelo socio-empresarial, preocupado por generar beneficios sin tener en cuenta valores como el bienestar del hombre y su entorno.

2 comentarios:

  1. y qué dificil es eso de reducir en origen...cada vez viene todo más y más envuelto...

    ResponderEliminar
  2. Pues si Hele!! Efectivamente!!!
    Pero ya verás, aquí iremos aprendiendo un montón de truquillos al respecto.
    Se pueden hacer muchas cosas...solo es tener imaginación...
    Un beso enorme y gracias por tu aportación

    ResponderEliminar

Archivo del blog